Plegaria de las 7 direcciones

Plegaria de las 7 Direcciones

Desde la Casa Este de la Luz,
la sabiduría se abre en aurora sobre nosotros y
vemos las cosas con claridad.

Desde la Casa Norte de la Noche,
la sabiduría madura en nosotros
y conocemos todo desde adentro.

Desde la Casa Oeste de la Transformación,
la sabiduría se transforma en acción correcta
y hacemos lo que hay que hacer.

Desde la Casa Sur del Sol Eterno,
la acción correcta nos da la cosecha
y disfrutamos los frutos del ser planetario.

Desde la Casa Superior del Paraíso,
donde se reúne la gente de las estrellas
y nuestros antepasados,
sus bendiciones llegan hasta nosotros ahora.

Desde la Casa Inferior de la Tierra,
el latido del corazón cristal del planeta nos bendice con sus armonías
y reina la paz en la Tierra

Desde la Fuente Central de la Galaxia,
que está en todas partes al mismo tiempo,
todo se reconoce como luz de amor mutuo.

Atencion ejercicio practico!!!

¡¡ATENCIÓN, EJERCICIO PRÁCTICO!!

«Cuando te sientas enojado o deprimido, sencillamente pregunta: ¿Por qué estoy enojado? ¿Por qué siento la necesidad de defenderme? ¿De qué tengo miedo? Continúa haciéndote estas preguntas hasta que comiences a ver la fuente de tu ira y tu temor. Una vez que traspases esas capas de emoción, pregúntate, “¿de qué me siento culpable aquí?”. ¿Qué culpa?, preguntas. Todas las emociones negativas de tu vida surgen de tu culpabilidad/vergüenza inconsciente, que debe ser llevada a la conciencia para poder deshacerte de ella. Tus sentimientos de inadecuación e indignidad generan miedo al castigo. Si crees que hay algo malo en ti, o que has hecho algo malo, tendrás miedo a ser castigado. Y si tienes miedo a ser castigado, te defenderás de todo ataque imaginario. En cuanto sientas que alguien cuestiona tu valía, estarás dispuesto a apretar el gatillo».

~ Paul Ferrini

Una opcion placentera para los dias de Luna ( de menstruacion)

UNA OPCION PLACENTERA PARA LOS DIAS DE LUNA (dias menstruales)
Este ritual fue entregado por una indígena del amazonas a una buena amiga quién hace años me hizo el inmenso favor de enseñármelo. Gracias a esta práctica constante he visto mi ciclo sincronizarse a la luna y he logrado identificar el día exacto de ovulación y entrada en luna. Es bastante sencillo y adaptable, la premisa básica es que debemos reconocer nuestra naturaleza cíclica.
Este ejercicio llama a buscar el tiempo, así sea solo un momento para dedicárnoslos, cuidarnos y querernos. El gran ciclo de la vida se expresa cada mes en cada una de nosotras; todo nace, crece, se desarrolla y muere. Nuestras habilidades y atenciones se expresan también de forma cíclica, a lo largo del mes nuestro nivel de introspección y extrospección varía. Es buena idea tomar conciencia de este hecho y de ver en esa pequeña muerte física, emocional y energética el potencial de transformación que conlleva.
1er día: No hagas nada que no quieras hacer. Es un día para evaluar y reflexionar de la luna que acaba de culminar. Cómo fueron las experiencias, emociones, respuestas e incluso juicios. Qué conductas debo repetir y qué respuestas debo mejorar. No se trata de un regaño pero si de una autoevaluación honesta. Si llega con dolor explora técnicas y herramientas que te ayuden a comprenderlo y aminorarlo. Durante este día no debe ducharte, porque el cambio de temperatura detiene el proceso de salida. Así mismo dentro de las posibilidades no utilices antitranspirante. El proceso de soltar abarca el cuerpo completo y muchas toxinas se liberan por las axilas. Es un día para drenar en todo nivel, para hacer una pausa en la vida y los ritmos que llevamos.
2do día: Devolver a la Tierra. La idea es que parte de esa sangre la devuelvas a tierra como una ofrenda. Puede tener una maceta con tierra e irla mezclando (esta tierra puedes utilizarla como fertilizante) el concepto detrás de las copas menstruales es que ésta se colecta, no se absorbe (como los tampones o toallas), en este esquema la menstruación es percibida como material orgánico y no como desecho.
3er día regálate un baño de flores o sales. Buen día para exfoliarse. Deshacerse de lo superfluo, limpiarse. Limpiar el cuarto, ordenar la mente, revisar proyectos, qué cosas quiero crear este mes. Un buen día para soñar, para escribir, para proyectar los deseos del corazón.
4to día entrégate a danzar. Al compás de una músico o inclusive al silencio, importa es sentir el movimiento en el cuerpo y dejarse llevar, celebrar la feminidad y la renovación comienza un nuevo ciclo, tenemos la oportunidad de desarrollarlo todo de nuevo. Un buen día para expresar de forma artística, pintar, moldear. Un día para regocijarse en la alegría de ser y existir.
“Las energías del ciclo menstrual no deben restringirse ni controlarse, puesto que el hecho de bloquearlas o coartarlas puede hacer que se vuelvan destructivas; por el contrario, deben aceptarse como un flujo que tiene su propio modo de expresión y contra el que no debemos luchar”
Miranda Gray, Luna Roja.

Ejercicio para el perdon

EJERCICIO PARA EL PERDON:

El perdón es una fuerza positiva muy fuerte, capaz de mover todo un mundo, el perdón es una fuerza positiva capaz de cambiar tu vida, porque cuando logras el perdón lograrás una conexión directa con el universo y con la vida. Cuando logras el perdón, tu interior se libera de las cargas negativas, esas cargas que no te permiten comunicarte con la Vida, con el Universo, con Dios.

El Perdón no es para hacerles un favor a los demás, es para sanarte a ti mismo, es para hacerte libre. El Perdón no se hace con el ego, el perdón se hace con el corazón, y sólo lo lograrás si estás dispuesto(a) a ser libre.

– Ejercicio 1:
Recuerda los momentos en los que perdiste el control y agrediste a otras personas. Seguramente no lo hiciste con mala intención, solamente que no sabías cómo controlarte porque te dejaste llevar por el ego. Coloca la palma de tu mano izquierda en el centro de tu pecho, y con la yema de tus dedos de la mano derecha toca el centro de tu frente.
Recuerda la cara de cada una de las personas que agrediste, y diles desde tu corazón: Perdóname. Detén con tu mente por unos momentos la cara de cada persona, y continúa con otra persona. Mantén las manos en esta posición mientras haces éste ejercicio.

– Ejercicio 2:
Recuerda los momentos en los que te sentiste agredid@
por otra persona, y te llenaste de enojo, sentiste impotencia y tu corazón con coraje. En la misma posición anterior, dile a cada persona: Te perdono. Hazlo mentalmente y siéntelo desde tu corazón. Nadie necesita saber que lo estás perdonando, es sólo un secreto contigo mismo.
Si después quieres ir físicamente con alguna persona para pedirle perdón o perdonarla, ya dependerá de ti, pero no es necesario. Si no aceptan tu perdón, no te preocupes, lo más importante es lo que tú sueltes en tu corazón.

Repite estos ejercicios por los siguientes dos días. Probablemente encuentres más personas para perdonar o pedirles perdón. Puede ser personas que ya no estén en la vida, también es válido.
Si sientes un calor en tus manos, puedes alejar las manos ligeramente de la frente y el corazón, no es necesario que estén pegados cuando ya iniciaste la reflexión, pero si es recomendable tocar la frente y el corazón cuando inicias el ejercicio.

El sistema hindu para calmar el dolor de cabeza y el cansancio.

EL SISTEMA HINDÚ PARA CALMAR EL DOLOR DE CABEZA Y EL CANSANCIO.

Desconocido en el mundo occidental, la cultura hindú posee incalculable cantidad de curiosidades. 

La nariz tiene un lado derecho y un lado izquierdo; usamos ambos para inspirar y espirar, pero casi nunca simultáneamente, sino que se alternan. Ambos son diferentes: el derecho representa al Sol (el calor), y el izquierdo a la Luna (el frío).

Durante un dolor de cabeza, pruebe a cerrar la fosa nasal derecha y utilice sólo la izquierda para respirar: pasados unos cinco minutos, el dolor de cabeza debe desaparecer.

Si se siente cansado, haga lo contrario: cierre la fosa nasal izquierda y respire por la derecha. En breve, su mente se sentirá aliviada.

Preste atención: en el momento de despertar, ¿de qué lado respira mejor, del lado derecho o del lado izquierdo?Si es por la izquierda, se sentirá cansado. Cierre esa fosa nasal y utilice sólo la derecha para respirar: se sentirá energizado rápidamente.

Esta terapia natural, sin medicamentos, sencilla y efectiva, al alcance de todos, puede ayudarnos, tan solo hemos abrir nuestra mente y olvidar prejuicios basados en el miedo a lo desconocido.

En el centro de mi corazon.

Hoy Yo miro en lo más hondo, en el
centro de mí corazón, y encuentro
ese punto diminuto de brillante Luz
coloreada.
Es un color tan hermoso… Es el
centro mismo de mí Amor y de mí
energía sanadora.
Permanezco atento para ver cómo
mí punto diminuto comienza a
palpitar y a crecer hasta llenarse el
corazón.
Dejo que se mueva a través del
cuerpo, desde lo alto de la cabeza
hasta la punta de los pies, y por los
brazos hasta la yema de los dedos.
Estoy absolutamente
resplandeciente con esa bella Luz
coloreada, que es mí Amor y mí
energía sanadora.
Dejo que mi cuerpo vibre con esa
Luz.
Con cada inspiración que hago voy
sanando.
Siento cómo la Luz me limpia el
cuerpo de mal-estar.
Dejo que la Luz irradie desde mí y
llene mí habitación, el mundo entero
y mí especial lugar en el mundo.
Miro cómo todo se integra.
Soy importante, especial, único,
maravilloso y Divino.
Todo lo que hago con Amor en el
corazón, importa.
Yo cuento, Yo importo. Y así es y así
será…
Hoy Yo doy gracias a Dios y el
Universo por toda mí buena energía,
mí gran Luz, Paz y Amor para poder
compartir con las demás personas.
NAMASTÉ.

Conquista tu interior.

CONQUISTA TU INTERIOR

“Más vale ser paciente que valiente; más vale dominarse a sí mismo que conquistar lo ajeno”.

Todos nosotros de una u otra manera somos sorprendidos y se nos despierta una admiración por los conquistadores, por gobernantes, generales y comandantes. Toda esta gente es muy capaz, pero la palabra dice que mejor es el hombre que se domina a si mismo, que se gobierna, que se apropia de su espíritu, que el que conquista ciudades.

Dominarse a si mismo es algo muy importante, y a veces difícil. En ocasiones nos salimos de nuestras casillas de nuestro centro, pero no debemos mantenernos así. Tienes que dominar tu mente vivir con espíritu.

Dominate a ti mismo y ten el verdadero control, una vez que te hayas dominado conócete a ti mismo, y encuentra la razón suprema de ser.

Entonces para conocer aquella divinidad que vive dentro de nosotros, tenemos que adentrarnos en nosotros mismos. Sólo llegando al propio centro, a la esencia íntima, a ese único principio, se puede llegar a comprender las cosas, “la totalidad de la existencia en la unidad de su propia esencia”.

“Cuando el hombre se conoce a sí mismo en su esencia profunda, es decir, en el centro de su ser, es cuando conoce a su Señor. Y conociendo a su Señor, conoce al mismo tiempo todas las cosas, que vienen de Él y a Él retornan. Conoce todas las cosas en la suprema unidad del Principio divino.

Dominate a ti mismo, conócete a ti mismo, aprende a escucharte, y ten el verdadero control de tu vida.

Los arboles

Á r b o l__________________________________*

Cuando caminamos entre los Árboles en un parque o un Bosque, podemos llegar a sentir la energía que desprenden.
Los Árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la Naturaleza, nos dan herramientas para sanarnos, relajarnos, fortalecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la Madre Tierra.

Existen cada vez más personas que han comprobado los beneficios de abrazar los Árboles. Al revés que con las personas que al abrazarlas podemos notar pérdidas de energía debido a factores emocionales, con un Árbol siempre notaremos que nos carga, nunca que nos descarga.

No olvidemos que todo ser vivo es energía, y al igual que nosotros, los Árboles tienen la suya propia, muchas veces entramos en sintonía y sentimos como fluye expresando nuestra sensación de bienestar, tranquilidad, serenidad..

La energía que emanan los Árboles, al igual que la nuestra, es incluso visible al ojo físico, es lo que llamamos el aura, muy perceptible sensitivamente.

El Árbol al igual que las personas está emitiendo vibraciones energéticas constantemente y son perfectamente asimilables por el ser humano, se pueden absorber y podemos beneficiarnos de sus efectos.

Bastará penetrar en su radio de acción, conscientemente podemos aumentar su captación regulando nuestra respiración a un ritmo tranquilo y algo profundo.

Camina entre los Árboles y escoge alguno que te llame la atención.

Acércate a él, obsérvalo y capta su energía, no trates de analizarlo mentalmente o de establecer un vínculo emocional. Sólo nota su tono vibratorio.

Tócalo al mismo tiempo que cierras los ojos, con tu mano izquierda. Reconoce su fuerza y su influencia en el entorno. Observa si es un Árbol solitario o un Pastor de Árboles que tiene influencia sobre el colectivo.

Capta si su energía es curativa, o si es protectora y amorosa, o si es sabia, o si es imponente en todo ese territorio o de cualquier otro tipo. Acepta esa energía sin más y pregúntate si deseas recargarte a ti mismo con esa fuerza.

Establece contacto con la energía del Árbol mediante tu Corazón.

Vacía tu ruido interno, fluye en el Amor y escucha al Árbol.

Capta su Espíritu. Preséntate con tu voz interna y entra en un espacio donde la comunicación es energética, despierta..

Puedes pedir consejo sobre cualquier situación que necesites, cargarte de energía, relajandote y aceptando su sabiduría.

Escuchala en tu Corazón, da las gracias, despídete poniendo tu mano derecha sobre su tronco, y permítete nuevos pasos de restaurada Plenitud

A Través de Plumas de Águila

Los MUDRAS otra manera de sanar usando las manos.

309963_612333085461676_1115557634_n
Los MUDRAS, otra manera de sanar usando las manos.

Las manos hablan, qué duda cabe. Si ponemos el pulgar para arriba y los demás dedos juntos replegados sobre la palma, queremos expresar aliento, aprobación, ánimo. Pero si ese mismo gesto lo hacemos con la mano derecha con la palma izquierda como base y lo acompañamos con una respiración profunda y pausada mientras nos concentramos en la calma de la mente, entonces se convierte en el mudra Shivalinga, que en yoga se utiliza para reponer fuerzas.

La suiza Gertrud Hirschi, autora de Mudras, el poder del yoga en tus manos, investigó el sentido y los efectos que éstos ejercen en la salud física, emocional y espiritual de las personas.

Tanto ella como muchos expertos en la materia aseguran que todos podemos aprender a hacerlos y a utilizarlos para solucionar malestares y problemas crónicos, aun quienes deben permanecer en cama o quienes apenas disponen de quince minutos al día para consagrar a su bienestar.

¿Qué significa “mudra”? Proviene del sánscrito y significa “sello”, pero al descomponerlo, se encuentra un significado más interesante: la palabra “mud” significa alegría, y “ra”, “poner en marcha”, es decir que, a través de estos movimientos, lo que se busca es encender el mecanismo de la alegría.

En un principio, los mudras acompañaban la meditación, como un ejercicio para ayudar a la mente a entrar en un estado de calma y bienestar, necesario para una experiencia de trance beneficiosa.

Posteriormente, se descubrió que, gracias a la suave estimulación de los dedos que se logra con estos movimientos, también se reciben poderosas acciones terapéuticas sobre el cuerpo y el espíritu.

Originalmente, existían nueve mudras, llamados “los mudras de Buda”, destinados a escalonar el proceso meditativo. Actualmente, por la influencia de los bailarines hinduistas, de los yoguis y también del budismo que se practica en Japón, se realizan muchísimas más formas -¡más de cincuenta!-, a las que se les reconocen distintos efectos.

Cómo, cuándo, dónde. Al hacer los mudras, los dedos actúan como si fueran antenas a través de las cuales se atrae la energía necesaria para llevar adelante la vida, apaciguar el cuerpo y el espíritu, e incluso para resolver problemas orgánicos puntuales.

Sus efectos están relacionados con la estimulación que ejercen los movimientos de los dedos sobre las zonas reflejas de las manos, las cuales tienen correspondencia en los distintos órganos del cuerpo.

Los cambios pueden ser inmediatos o aparecer después de un tiempo. Durante su ejercicio, se experimenta una sensación de calor, los malestares se atenúan y la respiración se calma, el estado de espíritu resulta más claro.

Pero también puede ocurrir que, al comenzar, se sienta todo lo contrario: desde fatiga hasta temblores. No inquietarse: al cabo de unos instantes, surge el esperado bienestar.

Esta especie de yoga de las manos se realiza con movimientos suaves y precisos, tan fáciles de practicar que no requieren un lugar especial ni vestimentas determinadas para poder hacerlos, ¡ni prender sahumerios! Por supuesto, resulta mucho más efectivo adoptar la clásica postura de meditación, conocida como “posición de loto”, y contar con un entorno tranquilo y sin interrupciones. Pero ésta no es una condición imprescindible. También, si uno es capaz de lograr rápidamente un estado de serenida

independientemente del contexto en que se encuentre, puede aprovechar desde la cola del banco hasta la sala de espera del dentista o incluso un embotellamiento de tránsito para poder hacerlos. El único requisito necesario es que sean practicados con regularidad, preferiblemente: uno a tres mudras por vez, de tres a cinco minutos cada uno, de una a tres veces por día, durante tres semanas.

La constancia es lo que permite que se puedan lograr los efectos, y sólo así es posible notar cuáles son los cambios que se producen.

Para que los efectos de los mudras sean más poderosos, Hirschi recomienda acompañarlos de técnicas de respiración, de visualizaciones y de afirmaciones.

De la respiración depende que el mudra ejerza una acción tranquilizante o reanimadora. Se comienza por realizar varias veces una exhalación profunda por la nariz para expulsar, además del dióxido de carbono, la energía gastada de la materia sutil. Luego, inhalar por la nariz también lenta y profundamente. Prolongar durante unos segundos las pequeñas pausas que se producen entre inhalación y exhalación para regenerar las fuerzas interiores.

Las visualizaciones de imágenes placenteras, como un paisaje relajante y apacible, ayudan a desarrollar serenidad. Es preciso tener fe en el poder de esas imágenes para cambiar la propia apreciación de las circunstancias de la vida.

Las afirmaciones son frases claras sobre deseos y necesidades que ayudan a encontrar un nuevo ordenamiento en la vida. Es útil acompañar cada mudra con una frase afirmativa sobre el efecto que se desea lograr, para ejercitar el autoconvencimiento de que la mejora es posible.

Mudra de la armonia (Gian o Chin Mudra)

Para: desarrollar la calma, meditar.
Cómo: unir el dedo pulgar con el dedo índice en ambas manos y estirar el resto de los dedos con las palmas de las manos completamente abiertas.
Efecto: la sola unión de los dedos índice y pulgar hace que se cierre un circuito de energía que favorece la relajación y el ingreso en un estado de perfecta armonía.

Mudra del cielo (Shunya Mudra)

Para: obtener claridad mental y sabiduría, curar problemas de oído y audición.
Cómo: unir el pulgar con el dedo medio de ambas manos y dejar extendidos el resto de los dedos. Conecta con la sabiduría universal, con la propia voz interior o intuición.
Efecto: apertura de la conciencia.

Mudra del loto (Padme Mudra)

Para: sentir pureza en el corazón.
Cómo: ambas manos se juntan a la altura del pecho y se tocan sólo por su parte inferior y por las yemas de los dedos, en una figura que simboliza el capullo de la flor del loto. Luego, se deben abrir las manos lentamente sin separar los dedos meñiques de los pulgares. Mientras, se realiza una respiración profunda en cuatro tiempos. Volver a la posición inicial.
Efecto: elimina el desánimo y la sensación de ser incomprendida.

Mudra de la Tierra (Prithvi Mudra)

Para: eliminar el agotamiento, mejorar la temperatura corporal, estimular el hígado y el estómago.
Cómo: se une el dedo pulgar con el anular en ambas manos, mientras el resto de los dedos permanecen extendidos.
Efecto: relajante y revitalizador.

Mudra de la paz (Ushas Mudra)

Para: aliviar el estrés.
Cómo: entrecruzar los dedos con las palmas de las manos hacia arriba, de manera tal que el pulgar derecho quede sobre el izquierdo y lo presione ligeramente. Colocar ambas manos en esa posición a la altura del estómago con los antebrazos alineados horizontalmente. En cambio, los hombres deben cruzar los dedos de manera tal que el pulgar derecho quede sobre el izquierdo, mientras que las mujeres deben cruzar los dedos de tal manera que el pulgar izquierdo quede sobre el derecho (como en la foto).
Efecto: regula la glándula tiroides, que interviene en nuestra noción del tiempo, y nos ayuda a liberar tensiones

Mudra del vacío (Dyani Mudra)

Para: reciclar los pensamientos, meditar.

Cómo: se colocan juntos los dedos de ambas manos, derecha e izquierda, y se doblan suavemente para formar una curva como si estuviesen envolviendo una pelota. En esa posición, se pone la mano derecha encima de la izquierda y se unen los dos pulgares que apuntan hacia arriba, y una vez armada la figura, se apoyan los bordes de las manos sobre el abdomen a la altura del ombligo.
Efecto: limpia la mente de las ideas obsesivas y el diálogo interno.

Mudra del amor (Atmanjali Mudra)

Para: sentir bienestar y plenitud
Cómo: las manos se ponen una contra la otra, poner la palma derecha sobre la izquierda y sostener las manos a la altura del corazón, sintiendo los costados de los dedos en contacto los unos con los otros.
Efecto: activa todos los meridianos que circulan al nivel de los dedos, estimula los sentidos, especialmente el del tacto. En relación con los otros, se realiza como señal de respeto y amor.

Que es un mantra?

526800_596712663690385_96547597_nQUE ES UN MANTRA

Etimológicamente, la palabra mantra proviene de los vocablos sánscritos MAN: mente y TRA: liberar. En otras palabras, un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de la propaganda, pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella.
Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.

Los MANTRAS pertenecen pues al domino de los sagrado, constituyen el lenguaje divino, y su eficacia es perfecta, “siempre y cuando seanpronunciados correctamente”.