El timo; la llave de la energía vital.

Situado en el centro del pecho, detrás del esternón, el hueso donde la gente toca cuando dice ‘yo , queda una pequeña glándula llamada Timo. Su nombre en griego, thýmos, significa energía vital. Hoy en día sabemos que su función es primordial para el sistema inmune o de defensas y que sus células están emparentadas con las del corazón.

Nuestro sistema inmunológico es un sofisticado sistema diseñado para proteger nuestro organismo del ataque de virus, bacterias, hongos y células malignas. Posee un monitoreo constante de nuestro cuerpo y allí dónde detecta alguna anormalidad, lanza los glóbulos blancos para restituir el tejido normal, y lo hace con una eficiencia notable. Toda la especie humana debe su supervivencia a este maravilloso sistema que nos protegió mucho antes de que existieran antibióticos, medicamentos, medidas higiénicas.
Sin embargo, como todo sistema de nuestro cuerpo también puede estar sometido a desequilibrios, de tal forma que cuando funciona con menor capacidad de la normal aparecen las enfermedades.

Esto también abre las puertas a la invasión de todo tipo de microorganismos que aprovechan estas brechas para su ingreso. Otro tipo de enfermedades de nuestro sistema inmunológico son las autoinmunes, que son aquellas dónde nuestro “ejército interno” se enloquece y termina atacando a tejidos normales de nuestro cuerpo. Algunas enfermedades autoinmunes son la esclerosis múltiple, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el lupus, etc . En este caso existe un lazo detectado entre el aumento del estrés y los picos de ataque de estas enfermedades.

El general que dirige este sistema defensivo es la glándula Timo, que se encuentra en el centro de nuestro pecho. Desde allí comanda todas las “operaciones” de defensa. Numerosas investigaciones han demostrado que esta glándula está fuertemente influida por los estados emocionales. Una intensa carga emocional negativa puede hacer que disminuya su capacidad hasta en un 50%. Por eso es que después de grandes disgustos es más probable que se desarrollen enfermedades en nuestro cuerpo.

El timo crece cuando estamos alegres y encoge cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos. Esa característica confundió durante mucho tiempo a muchos, que a través de las autopsias y siempre lo encontraba achicado y encogido. Se suponía que se atrofiaba y dejaba de trabajar en la adolescencia, tanto es que durante décadas muchos médicos bombardeaban timos perfectamente saludables con altas dosis de rayos X, creyendo que su ‘tamaño anormal’ podría causar problemas.

Más tarde la ciencia demostró que, así mismo aunque encogiéndose después de la infancia, él sigue siendo activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y está directamente relacionado con los sentidos, la conciencia y el lenguaje.

Como una central de teléfonos por donde pasan todas las llamadas, hace conexiones tanto hacia afuera como hacia adentro. Si somos invadidos por microbios o toxinas, reacciona inmediatamente produciendo células de defensa. Pero también es muy sensible a imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos, palabras y pensamientos. El Amor y el odio lo afectan profundamente.

Los Pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias, entonces el timo intenta reaccionar y se debilita, luchando contra un invasor desconocido “solo pensamientos” y abre espacios; entonces el sistema inmune se debilita y las infecciones sobrevienen.

En compensación, pensamientos positivos consiguen activar todos sus “poderes”, recordando que la fe remueve montañas.

Un test del pensamiento.

* Cierra los dedos pulgar e índice en la posición de ‘ok’, apriete con fuerza y pida a alguien para intentar abrirlos o separarlos en cuanto piensa ‘estoy feliz’. Después repita pensando ‘ estoy infeliz’.

La mayoría de las personas conserva la fuerza en los dedos con el pensamiento feliz y se debilita cuando piensa que está infeliz. es decir cuando dices “estoy feliz” no es posible separa los dedos, mientras si dices “estoy infeliz pierdes “fuerza” y pueden separar tus dedos con toda facilidad. (Sustituya los pensamientos por un delicioso helado de chocolate, una torta rellena con crema, paz, violencia, guerra, muerte para ver que sucede…)

Ejercicios para activar el timo.

Puedes ejercitar el timo para aumentar su producción de bienestar y felicidad, ganar en fuerza y salud. Te recomendamos estos ejercicios por la mañana, al levantarse, o en la noche antes de acostarse:

* De pie, las rodillas ligeramente dobladas, (la distancia entre los pies debe ser la misma de los hombros). Ponga el peso del cuerpo sobre los dedos y no sobre el talón y mantenga toda la musculatura bien relajada.

* Cierre una de sus manos y comience a dar golpecitos continuados con los nudillos de los dedos en el centro del pecho, marcando el ritmo así: una fuerte y dos débiles. Siga haciéndolo entre 3 y 5 minutos, respirando tranquilamente, mientras observa la vibración producida en toda la región toráxica con 20 toques por la mañana y 20 toques por la noche es suficiente.

Desde muy antiguo los sabios de Oriente estaban conscientes de esta relación entre Timo y Salud, por lo tanto diseñaron numerosos ejercicios para fortalecerlo. Uno de los más efectivos es el ejercicio de El Sol en el Pecho.

Ejercicio: El Sol en el Pecho.

* Póngase cómodo.

* Busque su lugar tranquilo y aireado.

* Masajeé suavemente el centro de su pecho.

* Visualice que allí hay un capullo de una flor que se va abriendo despacio a medida que recibe su cálido masaje. Esta visualización activa nuestra glándula Timo.

* Con el puño flojo golpee amablemente el centro del pecho. Siga visualizando la flor que se abre.

Ahora comenzamos el ejercicio propiamente dicho después de la preparación anterior.

* Extienda sus brazos hacia adelante, palma frente a palma.

* Cierre los puños. Esa va a ser la posición de partida.

* Inhale por la nariz en forma lenta y profunda, al mismo tiempo traiga sus codos bien hacia atrás, bien pegados al cuerpo. Intente que sus omóplatos se acercan lo máximo posible y que el pecho se abra bien.

* Retenga el aire.

* Visualice entonces un sol brillante y poderoso en el centro de su pecho. Sienta su calor y poder de vida.

Cuando llegue al límite de la retención, exhale por la boca entreabierta, mientras lleva sus brazos a la posición de partida. Repita la técnica de 5 a 15 minutos. Si ya tiene problemas en su sistema inmunológico conviene hacerla varias veces al día, todos los días hasta alcanzar mejoría evidente.

6 Maneras de estimular las endorfinas

6 Maneras de estimular las endorfinas
Las endorfinas pueden ser la medicina interior indispensable que puede ayudar a mejorar la función de todo el organismo. Pueden ser consideradas como “moléculas de la felicidad”, ya que un estado de ánimo positivo o realizar ciertas actividades pueden ayudar a liberar estas endorfinas. Conoce cómo mejorar su estímulo y conseguir esa dosis de felicidad diaria

Las endorfinas son neurotransmisores producidos por la glándula pituitaria (sistema nervioso central) de forma natural. Son las encargadas de producir sensaciones de bienestar, ya que combaten el malestar y disminuyen las sensaciones dolorosas.

Cómo estimular las endorfinas

No sólo son neurotransmisores que nos provocan felicidad, sino que también podemos estimular las endorfinas. A continuación te listamos 6 maneras sencillas y prácticas de estimular las endorfinas, estas pueden ser a través del ejercicio físico, la estimulación de las caricias, la risa y el contacto con la naturaleza, entre otras

1. El ejercicio físico

La mejora del estado de ánimo y por lo tanto de la autoestima, es un beneficio psicológico clave de la actividad física regular. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo libera sustancias químicas llamadas endorfinas. Estas endorfinas interactúan con los receptores en el cerebro que reducen su percepción del dolor.

Las endorfinas también provocan una sensación positiva en el cuerpo, similar a la de la morfina. Por ejemplo, la sensación de que sigue una carrera o entrenamiento es a menudo descrito como “eufórico”.

Ese sentimiento, conocido como “subidón de corredor”, puede ir acompañado de una actitud positiva y energizante en la vida.

Las endorfinas actúan como analgésicos, lo que significa que disminuyen la percepción del dolor. También actúan como sedantes. Se fabrican en el cerebro, la médula espinal, y muchas otras partes de su cuerpo y se liberan en respuesta a sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores.
Los neuroreceptores a los que las endorfinas se unen, son los mismos que se unen algunos medicamentos para el dolor. Sin embargo, a diferencia de la morfina, la activación de estos receptores por endorfinas del cuerpo no conduce a la adicción o dependencia.
Cuando ejercitamos nuestro cuerpo, nuestro corazón se acelera y aumenta la temperatura corporal. A causa de este esfuerzo y para disminuir la fatiga muscular, la hipófisis aumenta la producción de enforfinas. Este neurotransmisor aumenta nuestra sensación de alegría, bienestar y tranquilidad.

El ejercicio regular ha demostrado:

* Reducir el estrés

* Proteger de la ansiedad y sentimientos de depresión

* Aumentar la autoestima

* Mejorar el sueño

El ejercicio también tiene estos beneficios adicionales para la salud:

* Fortalece tu corazón

* Aumenta los niveles de energía

* Disminuye la presión arterial

* Mejora el tono muscular y la fuerza

* Consolida y fortalece los huesos

* Ayuda a reducir la grasa corporal

* Te hace parecer en forma y saludable

2. Las caricias

Besos y abrazos estimulan la descarga de endorfinas, además de feromonas, hormonas que aumentan el atractivo de la persona y cautivan a la pareja.

La combinación de estas dos hormonas produce una situación de intenso placer, durante y después de la relación íntima.
Aquí está cómo un buen abrazo, resultando en un buen flujo de endorfinas, afecta:

* Se reduce la presión arterial, especialmente de ayuda si te sientes ansioso.

* Se reduce el cortisol (la hormona del estrés), lo que permite una mayor calidad de sueño.

* Puedes aumentar tus conexiones sociales y un sentido de pertenencia.

Debido a estos resultados, no es sorpresa que los estudios también han demostrado que las parejas que abrazan más tienen más probabilidades de permanecer juntos. Algunos informes han incluso mostrado cómo los abrazos pueden reducir el dolor. Sólo hay una cuestión: tiene que ser un buen abrazo, lo que significa, que tiene que durar por lo menos 20 segundos.

3. La risa

La risa se promueve regularmente como fuente de salud y bienestar, pero ha sido difícil de precisar exactamente por qué la risa hasta que duele se siente tan bien. La respuesta, informa Robin Dunbar, un psicólogo evolucionista de Oxford, no es el placer intelectual del humor cerebral, pero el acto físico de la risa.

Los esfuerzos musculares simples involucrados en la producción del conocido, “ja, ja”, dijo, provocan un aumento de endorfinas, sustancias químicas del cerebro conocidas por su efecto de bienestar. Basta con esbozar una sonrisa para que nuestro cuerpo comience a segregar endorfinas especialmente encefalinas.

4. El contacto con la naturaleza

Nos llena de energía y buen humor. La atmósfera que se respira en la naturaleza, ya sea en el campo o la playa cargada de iones negativos estimula las hormonas de la felicidad.

Un paseo armonioso, en donde se respira aire puro tranquilamente, sin agitación, provoca una disminución de pensamientos de preocupación que pesan a la persona. En un estado más tranquilo se genera bienestar y eso trae consigo la segregción de las endorfinas.

5. Masajes, meditación y yoga

Las endorfinas se segregan con mayor facilidad y en mayor cantidad cuando nuestra mente está relajada. Es muy recomendable practicar relajación por medio de prácticas como la meditación, yoga y tai-chi.

El masaje provoca grandes descargas de bienestar, ya que las terminaciones nerviosas trasmiten el roce de las manos sobre la piel hasta el cerebro activando la secreción de hormonas de la felicidad.

6. La música melódica

Todos disfrutamos escuchar música, pero si es sólo escucharla de fondo, los expertos dicen que no va a funcionar en el cuerpo y mente. Para verdaderamente experimentar la música tienes que escucharla activamente no pasivamente.

“Si escuchas música activamente, ésta canaliza y entrena ciertas acciones en el cerebro, que creo que son beneficiosas”, dijo el doctor Crookes, cirujano bariátrico y músico.

Estudios muestran que la música puede ayudar a las personas que se recuperen de dolor y reduce la necesidad de medicamentos después de la operación.

Otro estudio revela que la música puede reducir la ansiedad de los pacientes antes de la cirugía. Los pacientes dicen que la capacidad de la música para alterar su estado de ánimo puede ser muy beneficioso.

La música provoca una importante liberación de endorfinas, consiguiendo una disminución de la frecuencia cardiaca y respiratoria así como una importante relajación muscular

LA CAUSA DEL DOLOR: CÓMO LA COLUMNA ESTÁ CONECTADA CON LOS ÓRGANOS

La gran pregunta es, puede una Columna o Espina Dorsal dañada afectar tus órganos internos?. Generalmente problemas en nuestra espina dorsal pueden causar dolor en diversas partes de nuestro cuerpo.Cuando sentimos dolor en alguna parte específica del cuerpo lo común es empezar a tratar otras enfermedades pero a veces el tratamiento es infructuoso. Por este motivo hay que tener cuidado y seguir buscando el verdadero motivo del dolor. Es muy importante comenzar a prestar atención a la espina dorsal.

LA CAUSA DEL DOLOR: CÓMO LA COLUMNA ESTÁ CONECTADA CON LOS ÓRGANOS

Cuando sientes dolor en la espalda, generalmente puedes identificar que parte de tu columna que está siendo afectada. De igual forma, puedes sentir anomalías relacionadas a otros órganos de tu cuerpo.

La siguiente imagen te será de gran ayuda para aprender de qué forma los órganos de tu cuerpo están vinculados a la espina.
Según especialistas, el 70% de los dolores de cabeza provienen de la espina dorsal.

• Las dificultades al tragar, sonidos en los oídos, o problemas de vista pueden ser causados por un mal funcionamiento de los discos intervertebrales del cuello.

• También debes revisar tu espina dorsal en el área del cuello si es que sientes dolor u hormigueo en tus manos.

• Los problemas en la zona toráxica de la espina dorsal pueden causar dolor en el pecho, corazón, estómago o molestias en los intestinos.

• Problemas en la columna lumbar pueden manifestarse en: dolor en los muslos, caderas, reducción en la sensibilidad de las piernas y en el caminar.

Ahora que sabes esto, presta mas atención a tu Espina Dorsal, pues la causa de dolores que crees se debe a algún órgano en específico puede estar en tu columna.

El músculo posas:”El reflejo del miedo”.

Por Ángel José Dolón

DEFINICION Y FUNCIÓN

El psoas es un potente flexor de la cadera y un rotador externo del fémur, es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio corporal, amplitud de movimiento articular y funcionamiento de los órganos del abdomen.

Es el único músculo que conecta la columna vertebral (las cinco vértebras lumbares) con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además un buen estante para los órganos abdominales, y transfiere el peso de arriba abajo, transmitiendo flujos energéticos en ambas direcciones.

Es un músculo vital en todo movimiento que implique equilibrio, rotación del tronco y de las piernas y en definitiva, cualquier movimiento general del cuerpo. Si este músculo se usa constantemente para corregir la estabilidad interna, al cabo del tiempo puede empezar a perder flexibilidad y a acortarse de forma crónica, provocará que otros músculos del abdomen y de la espalda se vean obligados a compensar el equilibrio y empiecen de esta manera todo un proceso de adaptación. Estos trastornos provocarán, a la larga, lesiones crónicas en la espalda, cadera, rodillas o pies.

El psoas desempeña un importante rol en relación con los riñones, corazón y diafragma torácico. Forma parte de uno de los mayores complejos musculares del cuerpo, y en la mayoría de los casos de desequilibrio muscular desempeña una función clave. “Sede del alma” o “músculo del alma”, son algunas de las expresiones de respeto empleadas para denominarlo sobre todo en la cultura oriental. Todas ellas señalan el fuerte impacto de este musculo sobre nuestra estructura, órganos y el estado energético de nuestro ser. El psoas es importante para nuestra salud, vitalidad y bienestar emocional.

CONSECUENCIAS DE UN PSOAS ACORTADO

El acortamiento del psoas provoca una tensión de las vértebras hacia abajo ocasionando una presión discal y una hiperlordosis lumbar. Este problema puede ocasionar a largo plazo dolor lumbar, pinzamientos, tensión en la fosa iliaca y en el muslo.

Otra de las razones que provoca el acortamiento de este músculo es el pasar muchas horas sentadas: personas que tienen trabajo en oficina, conductores, estudiantes, etc. Si a esto le sumamos una postura incorrecta por el uso del ordenador o por no utilizar un asiento inadecuado el efecto se multiplica.

Una de las cualidades de este músculo es que se acorta cuando esta relajado y se alarga mientras está trabajando, al contrario que la mayor parte de la musculatura. Este es el motivo por el que surge un acortamiento en el caso de las personas sedentarias. En el ámbito deportivo los ciclistas, practicantes de spinning, escalada, triatlón, futbol, etc. son los deportistas que más incidencia tienen a este nivel, esto se debe principalmente al movimiento de flexión constante.

COMPONENTE EMOCIONAL

Algunos estudios recientes consideran además al psoas, un órgano de percepción compuesto por tejido bio-inteligente que encarna, literalmente, nuestro deseo más profundo de supervivencia y de florecer. Es decir, es el mensajero primario del sistema nervioso central, por lo que es considerado también como un portavoz de emociones (“de las mariposas en la tripa”). Esto es debido a que el psoas está conectado con el diafragma a través del tejido conectivo o fascia, por lo se ve afectado tanto en la respiración, como en el miedo reflejo.

Con un abdomen habitualmente en tensión y comprimido, una vitalidad disminuida y una respiración alterada, es comprensible que el psoas conlleve alteraciones emocionales ya que un estilo de vida acelerado y el stress generan adrenalina que crónicamente tensan el  psoas, preparándolo para correr, entrar en acción o encogerse para protegernos. Si constantemente mantenemos el psoas en tensión debido al stress, con el tiempo comienza a acortarse y a endurecerse. Se dificultará así nuestra postura y las funciones de los órganos que habitan en el abdomen, dando lugar a dolores de espalda, ciáticas, problemas de disco, degeneración de la cadera, menstruaciones dolorosas o problemas digestivos. Igualmente, la sensación permanente de inseguridad que algunas personas experimentan puede estar directamente conectada con el sobreesfuerzo continuo por mantener el equilibrio del esqueleto.

Por otro lado, un psoas tenso manda señales de tensión al sistema nervioso, interfiere en el movimiento de los fluidos y afecta a la respiración diafragmática. De hecho, el psoas está tan íntimamente involucrado en las reacciones físicas y emocionales básicas, que cuando está tensionado de forma crónica, está enviando al cuerpo continuas señales de peligro, por lo que puede repercutir en el agotamiento de las glándulas suprarrenales y del sistema inmunológico. Éste está íntimamente conectado con la ancestral reacción de “lucha-huida” que permite a los animales defenderse en una situación de peligro, cuando deben enfrentarse a un agente externo. Esta situación se ve agravada por la forma de sentarnos o  por las posturas de nuestros hábitos diarios, que reducen nuestros movimientos naturales y constriñen aún más el músculo. Si nos sentimos agresivos a menudo, y sin razón aparente, es posible que el psoas tenga mucho que ver.

Son muchas las posturas de YOGA que trabajan para liberar la tensión innecesaria del psoas; pues un psoas relajado nos permite fluir, jugar con la vida y desplegar nuestra vitalidad y expresión creativa.

Un psoas liberado permite alargar mucho más la parte delantera de los muslos y permite a las piernas y la pelvis moverse con mayor fluidez e independencia. Mejora la posición de la columna y de todo el torso, con la consecuente repercusión en la mejora de las funciones de los órganos abdominales, en la respiración y en el corazón. Cuando cultivamos la salud de nuestro psoas se reavivan nuestras energías vitales y conectamos de nuevo con nuestro potencial creativo.

El psoas sería como un órgano de canalización de la energía, un núcleo que nos conecta a la tierra, nos permite crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. Así, la columna vertebral

Cuanto más flexible y fuerte esté el psoas, más podrá nuestra energía vital fluir a través de los huesos, músculos y articulaciones. De ahí la importancia de que los estiramientos, tras el tratamiento realizado a nivel osteopático o de fisioterapia, juegan un gran papel para mantener este musculo en óptimas condiciones de flexibilidad.

Para finalizar os dejamos una serie de ejercicios muy sencillos para tonificar, fortalecer y ayudar a estirar el músculo psoas y así conseguir tener un “Core” más fuerte. Especialmente importante para runners y aquellos que por vuestro trabajo estéis muchas horas sentados. 

Consejos para una columna saludable


Pásate al Pilates. Disciplinas como el yoga o el Pilates ayudan a estirar y fortalecer la musculatura a la vez que mantienen la columna en su posición natural.

Nada de ‘sitting’. Cada veinte minutos, es bueno levantarse y caminar un rato por la oficina. Y, si es posible, mejor elegir siempre las escaleras.

La silla, como si fuera un trono. No hay que escatimar en ella. Debe estar diseñada con un punto de vista ergonómico. Debe mantener la espalda recta y recoger la zona lumbar.

Sentarse, un básico olvidado. Siempre con los brazos a la altura de la mesa y los pies en el suelo.

La actitud postural influye. Hay que ser consciente de mantener una buena actitud postural al caminar y al estar parado. Eso significa espalda recta, hombros en perpendicular y tripa hacia dentro.

Adiós a los tacones. No sólo modifican la postura del pie, sino que hacen lo propio con todo el cuerpo, al desplazar el peso del mismo hacia delante, siguiendo la forma del zapato.

Come sano. Eliminar del organismo lo procesado y refinado, como azúcares, grasas ‘trans’ y alimentos precocinados no sólo ayuda a mantener la línea, sino también a mejorar la salud global. Es un círculo vicioso. Al enfermar, la espalda se ve afectada, y después ese dolor genera más molestias.

Mantén a raya el estrés. La espalda recoge muchas preocupaciones. La meditación es una buena forma de darles salida.

Revisa a los niños. La columna vertebral también se ve afectada por enfermedades de carácter genético y de diverso origen como la cifosis o la escoliosis. Prevenir es curar.

Prudencia. Para evitar lesiones, hay que respetar las protecciones reglamentarias si se trata de deporte, y no realizar movimientos bruscos en la rutina diaria.

10 beneficios del masaje.

En aquellos días en que estás agotado y te duelen todas las parte de tu cuerpo, ¿qué mejor que un buen masaje para relajarte y sentirte mucho mejor? A todos/as nos encanta que nos den un buen masaje ya sea en la espalda, en el cuello, en los pies, en la cara… Sea donde sea, nos ayudará a sentirnos reconfortados. Pero la relajación no es el único beneficio que se puede atribuir a esta práctica, sino que los masajes ofrecen muchas otras ventajas que no son tan conocidas. Desde mejorar la inmunidad de tu cuerpo hasta reducir los dolores de cabeza, pasando por mejorar tu belleza. Para que sepas la cantidad de cosas buenas que te ofrecen, en unComo.com te presentamos 10 beneficios de los masajes.

1

Relajan los músculos y descargar así la tensión que se acumula debido al esfuerzo físico. Los masajes son una forma ideal de recompensar un cuerpo cansado, este es el beneficio más atribuido a esta práctica.

2

Ayudan a controlar la ansiedad y la depresión. Los masajes ayudan a reducir los niveles de una hormona llamada cortisol, que se libera como respuesta al estrés y, por lo tanto, levantan el ánimo y disminuyen la presión arterial. Por otro lado, pueden estimular la serotonina y la dopamina, dos neurotransmisores relacionados con la depresión.

3

Alivian el dolor. Existen estudios que aseguran que los masajes ayudan a aplacar el dolor crónico en la espalda. También han sido vinculados a una disminución en la rigidez, a la vez que mejoran la movilidad de las personas que sufren osteoartritis.

4

Mejoran el sueño, ya que parece ser que aumentan las ondas deltas del cerebro, que están relacionadas con el sueño profundo. Así que si os cuesta dormir, ya sabéis un truco para caer rendidos en la cama.
5

Aumentan la inmunidad. Cuando una persona vive un periodo de estrés, es muy típico que caiga enferma. Pues resulta que los masajes pueden evitar esto, ya que se ha comprobado que las personas que disfrutan de sesiones de masajes experimentan cambios mesurables en las respuestas de su sistema inmune y endocrino.

6

Combaten el síndrome premenstrual. Las mujeres cuentan con más beneficios que los hombres, ya que los masajes pueden disminuir los molestos síntomas premenstruales como la hinchazón o los cambios de humor.

7

Mejoran el estado de alerta. Un estudio demostró que las personas que reciben masajes registran un aumento en la velocidad y precisión para realizar cálculos.
8

Reducen los dolores de cabeza. Las terapias de masajes son efectivas para las migrañas por partida doble: disminuyen su cantidad y atenúan sus molestias.

9

Contribuyen a la belleza. Los masajes en el rostro y en la cabeza no sólo son placenteros, sino que también hacen que la piel sea vea más radiante y el cabello más saludable por el hecho de aumentar el flujo sanguíneo.

10

Facilitan los tratamientos contra el cáncer. Los masajes son particularmente útiles para las personas que deben tratarse enfermedades serias como el cáncer, ya que varios estudios han demostrado que alivian la fatiga, el dolor, la ansiedad, la depresión y las náuseas​

El masaje y la oxotocina; hormona del amor.

Masajes aumentan la oxitocina evitando la depresión y ansiedad

Investigaciones sobre los masajes, han demostrado que éstos aumentan la producción de oxitocina, que es una hormona secretada naturalmente en el cuerpo que apoya los niveles óptimos de salud física. Esta hormona es producida por el amor, la bondad, la empatía, y la unión. Investigaciones han demostrado que si no hay relaciones amorosas, aunque todas las otras necesidades básicas están siendo satisfechas, los seres sin contacto no pueden prosperar.

Masajes aumentan la oxitocina evitando la depresión y ansiedad
En este artículo, hablaremos de la ciencia detrás de un masaje diario con aceites y la ciencia detrás del amor y el afecto de un masaje de este tipo. Al hacer esto todos los días a ti mismo – o a otro – como se ha dicho en el Ayurveda, es “mejor para ti que para que el que estás dando el masaje.”
Qué es la oxitocina
La oxitocina es la hormona de la unión secretada por la madre, el bebé e incluso el papá, durante el parto, y se conecta a la familia para toda la vida. La oxitocina se produce cuando se das amor, unión, tacto y cuando se cuida a los demás. El problema es que hay que hacerlo sin condiciones, sin necesidad o expectativa. Es una hormona natural, de rejuvenecimiento, de unión- lo que significa que cuanto más oxitocina se produce, más de esto consigues.
La oxitocina se libera en respuesta al tacto
La oxitocina se libera en respuesta al tacto, incluyendo el masaje, con la estimulación de baja intensidad de la piel, y la temperatura cálida. El masaje ayuda al cuerpo a lidiar con el estrés de maneras que apenas están empezando a ser comprendidas. Además, se ha encontrado que los masajes aumentan la oxitocina y disminuyen las hormonas del estrés tales como la adrenocorticotropina (ACTH), el óxido nítrico (NO), y beta-endorfina .

En otro estudio reciente publicado en la revista Terapias Alternativas en Salud y Medicina, 95 personas habían evaluado sus niveles de sangre con diversas cantidades de productos químicos antes y después de un masaje de 15 minutos. Los niveles de oxitocina se incrementaron en un 17% para el grupo que recibió el masaje. El grupo de control que simplemente descansó mostró una disminución del 9% en la oxitocina. La ACTH (adrenocorticotropina), que aumenta con el estrés, aumentó en un 30% para el grupo que reposaba sin recibir masaje. Curiosamente, se redujo en un 20% para los que estaban en el grupo de masaje.

Oxitocina aumenta la flora intestinal buena y viceversa

Una de las maneras en que la oxitocina obra, es mediante la alteración de la microbiología en la piel durante masajes. Un toque de amor aumentará la oxitocina, que, a su vez, altera las bacterias de una manera que se vuelven compatibles con beneficios para la salud.
Por ejemplo, para medir el impacto microbiano de la oxitocina, en una de las personas del estudio, se le dio probióticos y sus niveles de oxitocina aumentaron.

El aumento de la oxitocina mostró cambios cuantificables en la calidad de la piel y el cabello, y en el “brillo de la salud” en general, en el equilibrio inmunológico y hormonal, en la mejoría del estado físico y factores reproductivos, la capacidad para la cicatrización de heridas, y también demostró que afectaba la actitud y el comportamiento social.

La respuesta de la piel a los masajes con aceite
En todas partes donde toques tu cuerpo, habrá terminaciones nerviosas. Los nervios sensoriales en la piel están expuestos al tacto constante, de manera circadiana, microbiana, emocional y por factores de estrés ambiental. De hecho, sólo uno de tus brazos tiene más de un millón de terminaciones nerviosas que se pueden calmar mediante la aplicación de aceite.
Se dice que los masajes con aceites esenciales son muy efectivos para calmar el sistema nervioso. Y ahora, tenemos a la ciencia moderna para demostrar que cuando uno se pone aceite en la piel, con cuidado, respeto y amor, el cuerpo también produce oxitocina.
Algo que es muy importante es que, los microbios que son sensibles a la oxitocina, se concentran en la piel húmeda y sana, lo que proporciona nutrientes para los microbios en forma de agua, aminoácidos y ácidos grasos.
Cuando la piel se vuelve seca o químicamente alterada con cremas y lociones, el medio ambiente para un microbioma de la piel sana puede verse en peligro. Ciertas especies de microbios – y tal vez todos los microbios que son parte de la flora normal de la piel – se alimentan de sebo secretado por la piel, lo que sugiere que la práctica de un masaje de aceite puede ser compatible con la salud de la piel en formas que son comprendidas poco a poco.
La aplicación de aceites de alta calidad para tu piel no sólo refuerza tu importante barrera de la piel, sino también:
* Crea un ambiente favorable para los microbios.
* Salud del sistema el sistema nervioso.
* Alivia más de 1,8 millones de los nervios sensoriales en la piel del cuerpo.
* Aumenta la producción de oxitocina, la hormona asociada con el amor, la salud óptima y la unión.
* Proliferan microbios beneficiosos que apoyan el estado de ánimo, la salud mental y física.
* Mantiene tus microbios sin estrés

El estrés afecta la flora intestinal buena
Hay más investigaciones por hacer para ilustrar el efecto de las emociones positivas (como el amor) sobre los microbios, y por qué es importante el aplicar aceite a la piel. Sin embargo, también hay un montón de investigaciones existentes que muestran que los microbios no prosperan en ambientes estresantes.
Por ejemplo, una investigación demostró que ratones que compartían jaula con otros ratones, mostraban una disminución agresiva de bacterias beneficiosas, menor diversidad global del microbioma intestinal, y un crecimiento excesivo de bacterias dañinas, haciéndolos más susceptibles a la infección y la inflamación intestinal.
En otro estudio, durante una semana de exámenes de estrés, los investigadores encontraron que las heces de los estudiantes universitarios contenían un menor número de bacterias buenas que las que tenían en los primeros días relativamente tranquilos del semestre.
IMG_4535