Se aprende el optimismo?

¿ SE APRENDE EL OPTIMISMO.?

Martin Seligman es un psicólogo prominente conocido por sus experimentos sobre la indefensión aprendida y su relación con la depresión. En los últimos años se le conoce igualmente por su trabajo e influencia en el campo de la psicología positiva.

Desde finales de 2005, Seligman es director del Departamento de Psicología de la Universidad de Pensilvania. Seligman ha escrito varios best-sellers sobre psicología positiva, como “The Optimistic Child” y “Learned Optimism”, entre otros.

Martin Seligman afirma que la característica que define a los pesimistas es que tienden a creer que los malos acontecimientos durarán mucho tiempo, que van a echar a perder todo lo que hagan, y que suceden por su culpa.

Los optimistas, que enfrentan los mismos reveses en este mundo, piensan de la desgracia en forma opuesta. Tienden a creer que la derrota es sólo un revés temporal o un desafío, y que sus efectos se limitan solamente a ese caso.

El investigador Insull Guy relata que, en su primera investigación después de graduarse de la universidad, el psicólogo Martin Seligman estuvo involucrado en una serie de experimentos conductuales con perros.

Mientras que sus colegas de mayor jerarquía expresaban frustración y exasperación por la manera en que reaccionaban los perros, y, en su opinión, “obstaculizaban” el proceso de experimentación, Seligman describió lo que observó en el comportamiento de los perros como “indefensión aprendida”.

En otras palabras, cuando se les enfrentaba a situaciones en las que se sentían impotentes para cambiar un elemento negativo que los confrontaba, muchos simplemente dejaban de tratar de cambiar la situación.

Además de esto, cuando se les colocaba en una nueva situación frente a un elemento negativo diferente, no hacían ningún intento por cambiarlo desde el principio. Simplemente habían “aprendido” a aceptar que estaban indefensos y no intentaban hacer algo al respecto.

Sin embargo, no todos los perros reaccionaban de esa manera. Seligman observó que uno de cada tres ignoraba las circunstancias negativas y continuaba tratando de mejorar su situación, y no parecía establecer asociaciones negativas durante experiencias posteriores.

Seligman posteriormente amplió sus estudios al campo de la psicología humana, donde quedó fascinado al observar cómo la gente podía reaccionar de maneras totalmente diferentes a una misma situación o estímulo; algunos de forma positiva y otros negativaLo que encontró fue que la reacción está determinada en gran medida por cómo describimos o interpretamos lo que nos pasa internamente, o nuestro “estilo explicativo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s