Adonde podras ir y no triumfar?

El rango, el poder y la riqueza son cosas que la gente codicia, pero cuando se comparan con el cuerpo son insignificantes. Por ello, los sabios comen suficien­temente para llenar el vacío manteniendo la energía, y se visten suficientemente para cubrir sus cuerpos pro­tegiéndose del frío. Se adecuan a su verdadera condi­ción y rechazan el resto, sin codiciar la ganancia ni acumular demasiado.

Clarificando sus ojos, no miran; aquietando sus oídos, no escuchan. Cerrando sus bocas, no hablan; dejando reposar sus mentes, no piensan. Abandonan­do el intelectualismo, vuelven a la simplicidad esencial; haciendo descansar su espíritu vital, se desapegan del conocimiento. Por ello, no tienen preferencias o aver­siones. A esto se llama el gran logro.

Para liberarse de la contaminación y eliminar las cargas, no hay nada como no abandonar nunca la fuen­te. Entonces, ¿qué acción podría dejar de tener éxito?

Quienes saben cómo alimentar la armonía de la vida no pueden ser atrapados por el beneficio. Quienes saben cómo unir lo interno y lo externo no pueden ser seducidos por el poder.

Lo más grande mora más allá de donde no hay más allá; lo más precioso reside en el interior en el que no hay interior. Si conoces lo grande y lo precioso, ¿adonde podrás ir y no triunfar?

Lao Tsé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s