Siempre que Dios sucede, el diablo sucede justo antes que el.

Siempre que Dios sucede, el Diablo sucede justo antes que Él
Habéis oído muchas historias, pero no siento que hayáis comprendido: siempre que Dios sucede, el Diablo sucede justo antes que Él, porque cada vez que se abre la puerta, el Diablo se apresura a entrar primero.

Siempre tiene prisa, pero Dios no tiene prisa. Por ejemplo, cuando Jesús alcanzó la Iluminación final. el Diablo le tentó durante cuarenta días. Cuando estaba meditando, ayunando, en soledad, cuando Jesús estaba desapareciendo y estaba creando un espacio para que viniese Cristo. el Diablo le tentó.

En esos cuarenta días el Diablo estuvo continuamente a su lado. Y le tentó muy hermosamente y muy políticamente; él es el político más grande; todos los demás políticos son sus discípulos. Así que muy diplomáticamente le dijo: “Muy bien, así que ahora te has convertido en el profeta, y ya sabes que en las Escrituras se dice que siempre que Dios elige a un hombre. y un hombre se convierte en un mesías, un profeta, se vuelve infinitamente poderoso. Ahora eres poderoso. Si quieres, puedes saltar desde esta colina, y aparecerán ángeles en el valle. Y si eres realmente un mesías, cumple lo que se dice en las escrituras: ¡salta!”.

La tentación era grande, y estaba citando las Escrituras. Los Diablos siempre citan, porque para convencerte hay que introducir una Escritura. Los Diablos se saben todas las Escrituras de memoria. Jesús se rió y dijo: “Tienes razón pero en la mima Escritura se dice que no deberías poner a Dios a prueba”.

Luego un día, cuando tenía mucha hambre porque llevaba treinta días de ayuno, volvió el Diablo. Recuerda: antes de que llegue Dios, llega el Diablo; en el momento que abres la puerta él está ahí; y siempre es el primero en la cola… Dios siempre está rezagado porque no tiene prisa. Dios tiene la eternidad para trabajar, el Diablo no, sólo momentos… Si pierde, pierde, y una vez que un hombre se vuelve Divino, ya no puede ser herido… así que tiene que encontrar momentos debiles. Cuando Jesús está desapareciendo y Cristo no ha entrado: ese intervalo es el momento por el que puede entrar… Entonces el Diablo le dijo: “Se dice en las Escrituras que cuando un hombre es elegido por Dios puede convertir incluso las piedras en pan. Así que, ¿por qué estás sufriendo? Pruébalo, porque el mundo se beneficiará con esto”. Esto es diplomacia. Dijo: “El mundo se beneficiará con esto”.

Parece que es así como ha convencido el Diablo a vuestro Satya Sai Baba. El mundo se beneficiará con esto porque cuando conviertas las piedras en pan, la gente sabrá que eres un hombre de Dios. Vendrán corriendo, y entonces podrás ayudarles. De otra forma, ¿quién vendrá y quién te escuchará? Jesús dijo: “Tienes razón. Puedo convertirlas en pan; pero no yo, Dios puede convertir las piedras en pan; pero cuando Él lo necesite me lo dirá, no es necesario que te preocupes. ¿Por qué te estás tomando tantas molestias?”.

Cada vez que entres en meditación, lo primero que encontrarás en la verja, en el mismo momento en que abras la puerta, será el Diablo, porque es por miedo a Él por lo que has cerrado la puerta.

Osho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s