Todos alguna vez hemos hecho daño, por lo que nadie tiene autoridad moral de señalar a nadie.

Cualquier persona que busque el camino hacia la paz interior, debería renunciar a juzgar las acciones de los otros.

Todos alguna vez hemos hecho daño, por lo que nadie tiene autoridad moral para señalar a nadie.

Si eres víctima hoy es porque alguna vez tu vibración ha sido la de un perpetrador: no hay forma de que algo extremo ocurra sin que antes haya ocurrido algo extremo, pero contrario.

Cuando comprendes el movimiento compensatorio ya no puedes juzgar las acciones de los otros.

Junto con la comprensión de este movimiento, viene añadida la comprensión de que nadie es malvado o bueno. Simplemente estamos a merced del orden del universo.

Todo está completamente bien y debe ser aceptado tal como es.

Y si quieres escoger una perspectiva sana para mirar la vida, es recomendable que tomes conciencia de lo pequeñ@s que somos.

De lo poco que comprendemos.

De lo iguales que somos.

Y antes de juzgar mal a otros, céntrate y diles interiormente:

“Yo soy como tú”.

Así la paz interior irá llegando suavemente a tu vida.

Un comentario el “Todos alguna vez hemos hecho daño, por lo que nadie tiene autoridad moral de señalar a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s