Cada dia es unico.

CADA DÍA ES ÚNICO

A veces caemos en la desidia de ver los días iguales y monótonos. Sin embargo, percibir el sentido de este estribillo de nuestros días ayuda a vivirlos de forma transformadora.

En las mañanas conservamos la capacidad de ser niños que miran las cosas por primera vez. Un nuevo día, el aire es fresco, la naturaleza amplía su verdor con el baile de sus colores, cantan los pajaritos, una poesía para los sentidos donde somos conscientes de su ligereza.

Es un buen momento recién despertados y antes de dar comienzo a las ocupaciones habituales, para hacer ejercicios respiratorios y sentir como entra la energía en nuestro interior.

Al mediodía, el sol brilla con plenitud, el corazón está contento. Rodeados de otras personas observamos la esencia de la fraternidad que hay en los seres humanos más allá de divisiones o discrepancias. Somos conscientes de la unidad con el todo
Es en este momento cuando solemos hacer la comida principal del día. Degustamos los alimentos y sentimos agradecimiento a quienes nos proveen de ellos y, sobre todo, a los vegetales y animales por cuyo sacrificio vivimos.

Por la tarde, las sutiles sombras comienzan a mezclarse con la luz. El crepúsculo acompaña al día y finalizamos la jornada de trabajo. Algo cansados pero satisfechos somos conscientes de que necesitamos un tiempo personal.
Es un buen momento para la compañía de familiares y amigos, de conectar con nuestras aficiones o simplemente de dar un paseo o relajarnos.

La noche donde percibimos que la energía se ha vuelto hacia el interior. El silencio, la luna que nos acompaña y envuelve los paisajes con sombras plateadas. Somos conscientes de una paz profunda.
Ya en la cama, deseamos lo mejor a todos aquellos con quien convivimos y nos disculpamos mentalmente por posibles errores cometidos. Tranquilos, visualizamos una cálida luz en nuestro corazón y así nos dormimos.

Vivir el día implica tomar mayor conciencia de lo que representa un día cualquiera para poder vivirlo con mayor intensidad. Afinando la percepción de lo que habitualmente nos rodea podemos sentirnos más activos y llenos de energía que nos ayudará a vivir más plenamente, con independencia de lo que pueda suceder.

Montse Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s