Respetar donde esta el otro.

Respetar al otro y sus circunstancias,­ sus intrincaciones,­ su ceguera o su visión sesgada de la vida, su dureza o su fragilidad, su ira contenida, su miedo sin fundamentos aparentes, todas sus limitaciones…­ es un portal importante que conduce a la sanación.

Es algo que aprendí hace muchos años (antes de que Reiki llegara a mi vida, antes incluso de enterarme de que existen personas que no meditan nunca): que debemos honrar a nuestros maestros, y que todos, incluso los que no quieren sanar, son nuestros maestros.

Así que cuando tengo la tentación de juzgar o despreciar a alguien lo dispongo todo para sanar lo que tenga que sanar.

El principal cometido ha de ser respetar al otro y estar a su servicio. Debe ser algo interior: si lo digo a otros, ya no sirve.

Más o menos se resume en esto:

Comprender y asumir que si le rechazo me muestra algo de mi.
Comprender y asumir que si me enfada tengo que sanar la ira que hay en mi.
Comprender que si siento pena por él debo apartarme y ponerme en mi lugar, porque él no está por debajo de mi.

Así uno a uno todos deben ser respetados para que yo pueda sanar. Para que tú puedas sanar.

Quizás te incomode leerlo, pero es lo que hay.

Que tengas un feliz presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s